miércoles, 18 de febrero de 2009

El Plan Especial de Depuración de Aguas supera el ecuador en la provincia de Teruel


El vicepresidente de Aragón, José Ángel Biel, acompañado por el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, ha inaugurado la estación de tratamiento de Albarracín

Con estas nuevas instalaciones, el número de depuradoras construidas dentro del Plan asciende a 24 de las 42 previstas en la provincia

Fotografia relacionada con la nota de prensa

El vicepresidente de Aragón, José Ángel Biel, acompañado por el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, ha inaugurado hoy en Albarracín una nueva estación depuradora, que supone una inversión de más de 1,7 millones de euros para su construcción y explotación durante 20 años. Con la puesta en marcha de las instalaciones de esta zona, el Plan Especial de Depuración de Aguas Residuales supera el ecuador de su ejecución en la provincia de Teruel, donde ya están construidas 24 de las 42 instalaciones previstas.

 

La estación depuradora de Albarracín es una de las cuatro instalaciones del Plan Especial de Depuración en la comarca de la Sierra de Albarracín, junto con la de Bronchales, Gea de Albarracín y Orihuela del Tremedal. La inversión global en la construcción y explotación de las cuatro instalaciones en la comarca asciende a 5.353.907 euros. Con estas infraestructuras se depurarán el 70% de las aguas residuales de la comarca, más de 10.000 habitantes equivalentes.

 

El Plan Especial de Depuración supone un gran avance en materia medioambiental y como motor dinamizador de la economía. Este es el mayor plan ambiental proyectado en Aragón, con un total de 171 actuaciones y una inversión de más de 1.050 millones de euros en toda la Comunidad Autónoma. La construcción y explotación de todas las obras durante veinte años mediante el sistema concesional supondrá la creación de más de 18.000 puestos de trabajo directos e indirectos, según un estudio de Fundear, que señala también que por cada euro invertido en depuración, se generan 4,7 euros en la economía aragonesa.

 

Dentro del Plan Especial de Depuración de Aguas Residuales de Aragón, 71 plantas se encuentran en funcionamiento, finalizadas o en pruebas. Esto significa que el Plan Especial ha alcanzado más de la mitad de su ejecución, ya que se compone de 131 depuradoras y más de 500 kilómetros de colectores. El resto de las estaciones depuradoras construidas en Aragón están impulsadas por el Instituto Aragonés del Agua, dentro del Plan del Agua, Diputaciones Provinciales, Ayuntamientos y Confederación Hidrográfica del Ebro.

 

 

EDAR de Albarracín

 

La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Albarracín se enmarca en la primera fase del Plan Especial de Depuración, en concreto de la zona 11. Ha sido ejecutada por la empresa concesionaria Depurplan 11 , por un montante de 1.706.845 euros, y está diseñada para tratar un caudal medio de 880 metros cúbicos diarios, para una población de 2.200 habitantes equivalentes, y 1.045 habitantes reales.

 

La planta se encuentra a 2.250 metros de distancia del casco urbano. Consta de dos estaciones de bombeo de aguas residuales, una de ellas ubicada junto al Molino de la Fuente , que recoge los vertidos de un colector general y los del barrio de Santo Cristo , y la segunda que recoge estos vertidos junto con los de la margen derecha de la carretera A-1512, de manera que se efectúa la depuración total mediante 2.500 metros de tuberías.

 

El Plan Especial en la provincia de Teruel prevé la ejecución de 42 EDAR, de las cuales ya hay en servicio 21 instalaciones, 3 se encuentran en pruebas y 2, en construcción. Las 16 depuradoras restantes corresponden a la tercera fase del plan y comenzarán a construirse próximamente. Así, el Plan en Teruel beneficia a unos 118.000 habitantes equivalentes, de los cuales ya tienen depuradora en funcionamiento el 65,1% y el 7,5% está en construcción. Cuando las 16 últimas depuradoras entren en funcionamiento se alcanzará la depuración para un total de 150.000 habitantes equivalentes.

 

 

El Plan de Depuración, un modelo pionero

 

El presupuesto total del Plan Especial de Depuración para toda la Comunidad supera los 1.000  millones de euros, incluyendo la construcción y la explotación de las instalaciones durante 20 años, lo que lo convierte en el más ambicioso de toda Europa. La depuración integral de los ríos es una apuesta estratégica del Gobierno de Aragón, tanto ambiental como socioeconómica, ya que se traduce de forma directa en la calidad ambiental de los ríos y del territorio.

 

El Instituto Aragonés del Agua realiza la dirección técnica del Plan Especial de Depuración, que se ejecuta a través de la empresa pública SODEMASA. El sistema de contratación escogido para acometer este Plan es el de la concesión de obra pública, que consiste en sacar a concurso público, en un mismo paquete, la redacción del proyecto, la construcción y la explotación de las instalaciones durante un periodo de 20 años.

 

De este modo, el adjudicatario del concurso adelanta la inversión de la obra, que recupera durante el periodo de explotación mediante el cobro de una cantidad fija por metro cúbico de agua depurada. Esto permite afrontar una enorme actuación que con el sistema presupuestario tradicional de la administración se demoraría durante décadas.

 

Plan Pirineos

 

A las actuaciones del Plan Especial de Depuración hay que sumar las obras de depuración del Plan Pirineos, con el que el Instituto Aragonés del Agua, merced al convenio suscrito con el Ministerio de Medio Ambiente, acometerá la depuración integral de los ríos pirenaicos. En total, se beneficiarán 292 núcleos, que suman 21.248 habitantes, en las comarcas de La Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y Ribagorza. La aportación total prevista para calidad de las aguas hasta 2015, por parte del Ministerio, se eleva a 347 millones.

 

Las obras se han licitado en cuatro grandes paquetes, por un valor total de 358 millones de euros, que incluyen la construcción 128 millones hasta el 2011, financiados por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y la explotación durante veinte años, a través del modelo de concesión de obra pública. El plazo para presentar las ofertas termina el 23 de febrero.


No hay comentarios: